Enfermedades condiciones de perros

Pollakiuria (micciones pequeñas frecuentes) en perros

Pollakiuria (micciones pequeñas frecuentes) en perros

Descripción general de la polaquiuria canina (micciones pequeñas frecuentes)

La polaquiuria es la evacuación o el paso de pequeñas cantidades de orina con más frecuencia de lo normal. Aunque algunos perros orinan con más frecuencia que otros, es importante establecer qué es normal para su perro y contactar a su veterinario si la polaquiuria es evidente. No es raro que un perro con polaquiuria tenga "accidentes" en la casa. La variedad de causas se divide en enfermedades de la vejiga, próstata o genciales.

Causas de pequeñas micciones frecuentes en perros

Enfermedades de la vejiga urinaria y la uretra

  • Infección del tracto urinario
  • Piedras dentro del tracto urinario (Urocistolitiasis)
  • Cáncer
  • Trauma
  • Drogas como la ciclofosfamida
  • Iatrogénico, que significa el resultado de un procedimiento médico realizado al paciente, como un cateterismo.
  • Ciertos trastornos neurológicos.
  • Enfermedades de la próstata.

  • Inflamación de la próstata (prostatitis)
  • Cáncer
  • Agrandamiento benigno (hiperplasia)
  • Abscesos
  • Quistes
  • Enfermedades de los genitales externos.

  • Inflamación de la vagina (vaginitis).
  • Incapacidad para retraer el pene en su vaina (parafimosis)
  • Cáncer
  • Cuerpos extraños genitales
  • De qué mirar

  • Dolor al orinar
  • Sangre en la orina
  • Dificultad para orinar
  • La poliuria y la polidipsia (orinar y beber en exceso) pueden verse con infecciones o enfermedad renal
  • La incapacidad para orinar se puede ver en individuos con bloqueos del tracto urinario inferior (vejiga y uretra)
  • Los signos sistémicos de enfermedad que incluyen fiebre, letargo, vómitos y diarrea, pueden indicar una enfermedad grave y deben llevar a una evaluación veterinaria lo antes posible.
  • Diagnóstico de polaquiuria en perros

    Las pruebas comúnmente recomendadas para perros con micciones pequeñas y frecuentes incluyen:

  • Se debe realizar un conteo sanguíneo completo (CBC) y un perfil bioquímico en todos los pacientes. Aunque con mayor frecuencia dentro de los límites normales, los animales con infección concurrente del riñón o prostatitis / abscesos prostáticos pueden tener cambios significativos en sus recuentos de glóbulos blancos. Además, en casos de obstrucción urinaria, es importante evaluar el estado de los riñones y los electrolitos.
  • El análisis de orina es de suma importancia en estos pacientes. Los glóbulos blancos en la orina y la sangre, y las proteínas en la orina, indican inflamación del tracto urinario. Los cristales en la orina pueden o no ser útiles para respaldar un diagnóstico de cálculos en la vejiga.
  • Un cultivo de orina bacteriano es esencial en estos casos, ya que las infecciones bacterianas son causas comunes de polaquiuria en las mascotas. Idealmente, la cistocentesis, que es obtener orina directamente de la vejiga con una aguja y una jeringa, es el método preferido para obtener un cultivo estéril.
  • Las radiografías abdominales son útiles para determinar la presencia de cálculos y tumores.
  • La ecografía abdominal es una prueba no invasiva para evaluar el tracto urinario. Es extremadamente sensible con respecto al diagnóstico de cálculos, tumores y enfermedades prostáticas.
  • El cistouretrograma de contraste es un estudio de tinte que evalúa toda la vejiga urinaria y la uretra. Puede confirmar la presencia de un tumor o cálculo.
  • Tratamiento de la polaquiuria en perros

  • La polaquiuria asociada con signos sistémicos de enfermedad, como fiebre, depresión y vómitos, o hallazgos de laboratorio compatibles con insuficiencia renal o infección, pueden justificar la hospitalización y la atención de apoyo mientras se realizan diagnósticos adicionales. La terapia con líquidos intravenosos y electrolitos puede ser de gran beneficio para estos pacientes.
  • El tratamiento específico depende de la causa subyacente.
  • Los antibióticos están indicados para las infecciones del tracto urinario.
  • Los agentes antiinflamatorios pueden ser útiles en ciertos trastornos inflamatorios.
  • La intervención quirúrgica puede estar indicada en ciertos casos donde hay cálculos o tumores.
  • Cuidados en el hogar

    Administre todos los medicamentos recetados y regrese para las evaluaciones de seguimiento según las indicaciones de su veterinario. Observe a su mascota muy de cerca. Si la polaquiuria no mejora y / o empeora, comuníquese con su veterinario de inmediato.