Enfermedades condiciones de gatos

Estructura y función de las articulaciones y ligamentos en gatos

Estructura y función de las articulaciones y ligamentos en gatos

A continuación hay información sobre la estructura y función de las articulaciones y ligamentos de un felino. Le informaremos sobre la estructura general de cómo funcionan las articulaciones y los ligamentos en los gatos, las enfermedades comunes que afectan las articulaciones y los ligamentos y las pruebas de diagnóstico comunes realizadas en los gatos para evaluar las articulaciones y los ligamentos.

¿Qué son las articulaciones y los ligamentos?

La articulación de un gato es una articulación, la unión entre dos o más huesos del esqueleto. Algunas articulaciones no tienen movimiento, algunas permiten solo un ligero movimiento y otras son de libre movimiento.

El ligamento de un gato es una banda resistente de tejido blanco, fibroso y ligeramente elástico. Los ligamentos son una parte esencial de las articulaciones esqueléticas porque unen los extremos de los huesos para evitar la dislocación y el movimiento excesivo que podría causar la rotura.

¿Dónde se encuentran las articulaciones y los ligamentos?

Las articulaciones se encuentran en todo el cuerpo donde se unen dos huesos.

En el sistema esquelético, los ligamentos a menudo se estiran a través de las articulaciones para conectar diferentes huesos. Los ligamentos también se encuentran en el abdomen, donde sostienen muchos órganos internos, incluidos el útero, la vejiga, el hígado y el diafragma, y ​​ayudan a mantener estos órganos en posición.

¿Cuáles son las estructuras generales de las articulaciones y ligamentos de un gato?

Una articulación consiste en huesos, músculos, ligamentos, cartílago y un fluido lubricante, todo encerrado por una cápsula articular resistente. Los huesos están anclados por ligamentos que permiten una cierta cantidad de movimiento en direcciones específicas. Muchas articulaciones están rodeadas por una cápsula articular, que contiene el lubricante para las articulaciones, líquido sinovial. Los extremos de los huesos están cubiertos por cartílago, creando una superficie lisa que ayuda a que la articulación se mueva fácilmente y ayuda a absorber cualquier conmoción cerebral a medida que se coloca el peso corporal sobre la articulación.

Hay tres tipos de articulaciones:

  • Articulaciones sinoviales: estas articulaciones son el tipo más común de articulación y proporcionan movimiento libre entre los huesos que unen. Son típicos de casi todas las articulaciones de las extremidades, como la rodilla, el codo y la muñeca. Su nombre proviene de la sustancia lubricante (líquido sinovial) que se encuentra dentro de la cavidad articular. El tejido fibroso resistente encierra el área entre los extremos del hueso y se denomina cápsula articular.
  • Articulaciones fibrosas: estas articulaciones están unidas por tejido fibroso. La cantidad de movimiento de estas articulaciones depende en la mayoría de los casos de la longitud de las fibras que unen los huesos. Las suturas del cráneo son un ejemplo de articulaciones fibrosas. Estos huesos están muy juntos y esencialmente no tienen movimiento.
  • Articulaciones cartilaginosas: estas articulaciones están unidas por cartílago y permiten cierto movimiento. Las articulaciones formadas entre cada vértebra en la columna son un ejemplo. El disco intervertebral es en realidad cartílago, que actúa como un cojín o almohadilla entre las vértebras adyacentes.

    Las articulaciones reciben sangre de las arterias articulares que surgen de los vasos alrededor de la articulación. Las venas articulares acompañan a las arterias y ambas se encuentran en la cápsula articular. Las articulaciones tienen un suministro nervioso rico, con muchas terminaciones nerviosas en la cápsula articular. Los nervios dentro de las articulaciones transmiten un sentido de posición o información de propiocepción a través de los nervios de regreso al cerebro.

    Los ligamentos están compuestos en gran medida por fibras colágenas largas paralelas o espirales, pero también poseen fibras elásticas amarillas. Los ligamentos pueden ser intracapsulares o extracapsulares, dependiendo de si están dentro o fuera de la cápsula articular, o parte de la cápsula misma.

  • ¿Cuáles son las funciones de las articulaciones y ligamentos?

    Las funciones principales de las articulaciones son proporcionar movimiento y flexibilidad al marco esquelético y actuar como amortiguadores.

    Los ligamentos unen los extremos del hueso para evitar la dislocación y el movimiento excesivo que podría causar la rotura. Los ligamentos también sostienen muchos órganos internos, incluidos el útero, la vejiga, el hígado y el diafragma.

    ¿Cuáles son las enfermedades comunes de las articulaciones y ligamentos de un felino?

  • Las lesiones de hiperextensión carpiana causan una ruptura de los ligamentos que sostienen la parte posterior de la articulación carpiana en la muñeca, lo que resulta en un colapso de la muñeca. La pata delantera descansa más cerca del piso, en lugar de estar en la posición vertical normal. Generalmente es el resultado de aterrizar en las patas delanteras después de saltar desde una altura significativa.
  • La luxación coxofemoral es la luxación de la cadera. Con este tipo de luxación, la cabeza del fémur sale de la cavidad de la pelvis (acetábulo). La dislocación suele ser el resultado de un traumatismo y resulta en una cojera sin peso de la extremidad afectada.
  • La enfermedad degenerativa de las articulaciones (DJD) es una artritis degenerativa de una o más articulaciones que generalmente se produce por el desgaste de las articulaciones. DJD afecta el cartílago articular liso de la articulación, que normalmente cubre el hueso y es responsable del movimiento suave y no doloroso de las articulaciones. Cuando este cartílago se degenera y se desgasta, las superficies óseas ásperas quedan expuestas y se frotan. Entonces se produce dolor y falta de movilidad articular.
  • La ruptura de los ligamentos puede ocurrir con una lesión traumática. Dichas lesiones pueden involucrar accidentes automovilísticos, caídas desde alturas, tropezar o caer durante la carrera, etc.
  • La artritis séptica es una infección bacteriana dentro de una articulación. Puede conducir a una severa erosión de la superficie de la articulación y puede progresar a una enfermedad sistémica.
  • Otros tipos de artritis, como la artritis inmunomediada y la artritis asociada con infecciones por calicivirus, pueden ocurrir en el gato.
  • ¿Qué tipos de pruebas de diagnóstico se utilizan para evaluar las articulaciones y los ligamentos?

  • Un examen ortopédico completo con palpación del área afectada y pruebas de rango de movimiento es muy útil para identificar posibles problemas de ligamentos y articulaciones.
  • Los rayos X proporcionan una vista de la articulación y pueden detectar artritis, luxación, derrame articular, displasia de cadera y otras anormalidades de las articulaciones. Se han desarrollado numerosas técnicas y vistas de rayos X para evaluar las articulaciones. Los ligamentos no aparecen en radiografías simples.
  • Las pruebas de laboratorio de rutina, como el recuento sanguíneo completo, el perfil bioquímico y el análisis de orina, pueden detectar evidencia de infección y otras anomalías orgánicas.
  • Se pueden realizar ciertas pruebas inmunes y análisis de sangre serológicos para buscar causas inmunes e infecciosas de la enfermedad articular.
  • La artrocentesis es la aspiración de líquido de la articulación en aras del examen microscópico y el cultivo bacteriano. Es más útil cuando hay cantidades anormales de líquido en las articulaciones.
  • Las técnicas de imagen avanzadas, como la resonancia magnética y la tomografía computarizada, también se pueden utilizar para evaluar las articulaciones y los ligamentos.
  • Algunas enfermedades de las articulaciones y los ligamentos requieren exploración quirúrgica del sitio para definir o diagnosticar la anormalidad específica presente.