Enfermedades condiciones de gatos

Mastitis (infección bacteriana de las glándulas mamarias) en gatos

Mastitis (infección bacteriana de las glándulas mamarias) en gatos

Descripción general de la mastitis en los gatos

La mastitis es una infección bacteriana de las glándulas mamarias, que se observa casi exclusivamente en mujeres. Puede ocurrir en una o múltiples glándulas y generalmente ocurre en animales lactantes. Es una condición bastante poco común, pero ocurre con mayor frecuencia en perras (perras) que en reinas (gatas).

La mastitis es causada más comúnmente por una infección ascendente desde la abertura de la tetina. Otras causas potenciales o factores contribuyentes incluyen trauma (de gatitos lactantes) y diseminación hematógena (propagación a través de la sangre). Es más común en gatos mayores. La mala higiene también puede ser un factor contribuyente.

La mastitis puede ser una afección dolorosa que generalmente está bastante localizada, aunque algunos animales pueden enfermarse sistémicamente o incluso ser sépticos (infección bacteriana en la sangre).

De qué mirar

  • Inflamaciones en una o más glándulas mamarias.
  • Pezones agrandados
  • Rojez
  • Leche o secreción purulenta o descolorida de las glándulas
  • Glándulas mamarias dolorosas
  • Las glándulas pueden abscesar
  • Letargo
  • Pérdida de apetito
  • Gatitos llorando
  • Recién nacidos enfermos o moribundos
  • Fiebre en algunas mascotas.
  • Diagnóstico de Mastitis en Gatos

    Una buena historia y un examen físico completo son muy importantes para establecer el orden apropiado de diagnóstico. El diagnóstico a veces se hace solo sobre esta base.

    Las pruebas adicionales pueden incluir:

  • Análisis de fluidos con evaluación microscópica de la leche o cualquier descarga.
  • Aspirar (insertando una aguja y una jeringa para extraer una muestra de material) y citología de masas solitarias
  • Cultivo bacteriano y sensibilidad del fluido.
  • Conteo sanguíneo completo (CBC)

    En casos de enfermedad sistémica significativa, se puede recomendar lo siguiente:

  • Un perfil bioquímico
  • Análisis de orina
  • Radiografías de tórax y abdomen (radiografías)
  • Hemocultivos
  • Tratamiento de la mastitis en los gatos

  • Terapia antibiótica sistémica.
  • Compresas tópicas de agua caliente
  • Las glándulas afectadas deben vaciarse
  • Es posible que las glándulas deban extirparse quirúrgicamente o drenarse.
  • Es posible que sea necesario extirpar las glándulas afectadas de forma grave o crónica (mastectomía)
  • Si está sistémicamente enfermo o séptico, serían necesarios líquidos intravenosos.
  • Cuidado y prevención en el hogar

    Si las glándulas aún están drenando, se requerirán compresas adicionales de agua tibia. Los cachorros lactantes pueden, o no, necesitar ser destetados, pero a menudo requieren suplementos nutricionales adicionales.

    Dado que la mastitis se asocia con mayor frecuencia con la lactancia, no permitir que su mascota se reproduzca es una buena medida preventiva. La mejor medida preventiva es esterilizar a su mascota antes de su primer celo.

    Si está criando a su mascota, asegúrese de que la ropa de cama y los alrededores se mantengan limpios de forma rutinaria. Si su mascota está amamantando, observe las tetinas diariamente para detectar signos de enrojecimiento, dolor o hinchazón anormal y secreción.

    Información detallada sobre la mastitis en los gatos

    La mastitis casi siempre se asocia con animales lactantes lactantes. El trauma, las malas condiciones sanitarias y las enfermedades subyacentes son factores predisponentes potenciales. La mayoría de las veces, la mastitis no es una situación de emergencia, y los animales afectados no están significativamente enfermos. El único signo podría ser una reina que se niega a dejar que los gatitos amamanten. Esto puede tomarse como un signo de que la madre es inmadura o indiferente. Las glándulas mamarias siempre deben observarse de cerca si esto ocurre.

    La mastitis suele ser una afección aguda (repentina). Si se deja pasar desapercibido, un animal está inmunocomprometido o hay una bacteria particularmente patógena (que causa una enfermedad significativa), la infección puede extenderse a otras glándulas. Ocasionalmente puede causar septicemia (infección sanguínea bacteriana). Estos animales generalmente están bastante enfermos y requieren cuidados mucho más intensivos.

    Las glándulas mamarias pueden inflamarse tanto que pueden tener abscesos o incluso gangrenarse. Estas condiciones requieren intervención quirúrgica. Al igual que las glándulas abscesas, las glándulas gangrenosas han perdido el suministro de sangre y son frías, más oscuras y a veces ulceradas.

    Los gatitos de enfermería pueden estar en malas condiciones nutricionales debido a la falta de lactancia permitida (por el dolor experimentado por la madre durante la lactancia) o al contenido nutricional deficiente de la leche infectada. La lactancia en las glándulas infectadas en sí misma generalmente no es perjudicial para el animal.

    Los trastornos que pueden causar signos clínicos similares a la mastitis incluyen:

  • Aumento de la glándula mamaria causado por embarazo avanzado, lactancia o pseudoembarazo. A veces hay una acumulación excesiva (galactostasis) de leche en las glándulas, y pueden calentarse y ser algo dolorosas.
  • La hipertrofia fibroepitelial mamaria es un crecimiento benigno del tejido mamario que causa una hinchazón firme. Las inflamaciones pueden llegar a ser extremadamente grandes.
  • Los tumores de las glándulas mamarias son bastante comunes y generalmente ocurren en animales más viejos. En ocasiones pueden confundirse con mastitis, especialmente si están ulcerados.
  • Información detallada sobre el diagnóstico de mastitis en gatos

    Muchas veces el diagnóstico de mastitis se basa en la historia, los hallazgos del examen físico y la respuesta a la terapia. En una madre joven y lactante con una glándula mamaria cálida, dolorosa e inflamada y fiebre baja, a menudo se asume un diagnóstico tentativo de mastitis. Las pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico suelen ser un enfoque razonable, pero pueden no ser siempre prácticas. Colocar al animal en antibióticos y una resolución resultante de los signos clínicos respalda el supuesto diagnóstico. Algunas pruebas recomendadas pueden incluir:

  • Análisis de fluidos. El análisis de la leche o el alta es la prueba de diagnóstico más confiable. La leche que se evalúa microscópicamente tendrá un recuento elevado de glóbulos blancos (superior a 3000 células / mcl). El tipo celular predominante del líquido debe ser neutrófilos degenerados (glóbulos blancos que combaten las infecciones bacterianas). Muchas veces se notarán bacterias libres o bacterias dentro de los glóbulos blancos. La evaluación de la medición del pH de los fluidos (una medida de la acidez del líquido) también puede proporcionar información útil para ayudar en la selección adecuada de antibióticos, ya que diferentes antibióticos funcionan mejor en diferentes mediciones de pH.
  • Aspirar y citología. Ocasionalmente, un animal con mastitis no tendrá leche extraíble para su evaluación. Puede haber una hinchazón dura, firme y dolorosa o una hinchazón más suave y llena de líquido. Estas inflamaciones pueden aspirarse y el líquido recuperado puede evaluarse microscópicamente. Por lo general, solo se recupera una cantidad muy pequeña de líquido (quizás solo en el centro de la aguja), aunque si hay un absceso, puede estar presente una gran cantidad de líquido. Los hallazgos citológicos deben ser similares a los observados en la leche mastitic.
  • Cultura y sensibilidad. El cultivo de la leche o el alta es otra prueba útil para determinar la terapia antibiótica adecuada. Cuando se cultiva el líquido, las bacterias que causan la infección crecerán y se puede evaluar la efectividad de varios antibióticos. Las bacterias más comunes cultivadas son E. coli, estafilococo o estreptococo.
  • Conteo sanguíneo completo (CBC). Esta es una prueba útil ya que muchos animales con mastitis tienen un aumento en el recuento de glóbulos blancos. Si el recuento de glóbulos blancos se desplaza hacia la izquierda (los neutrófilos son más inmaduros) o contienen bacterias degenerativas, sería compatible con la afección séptica más grave. Algunos animales sépticos también pueden tener recuentos bajos de glóbulos blancos.
  • Perfil bioquímico. En un animal más enfermo, se indica un perfil bioquímico para evaluar otros sistemas corporales. Si hay sepsis, se puede encontrar un nivel bajo de azúcar en la sangre. La función hepática y renal también se evalúa. Las condiciones metabólicas subyacentes que pueden predisponer a un animal a tener una enfermedad más grave, o se pueden identificar posibles secuelas de sepsis.
  • Análisis de orina. Si la función renal es un problema, siempre se debe realizar un análisis de orina. Una infección del tracto urinario también debe descartarse como un problema potencial. La orina se cultiva si es necesario.
  • Radiografías de tórax y abdomen. Las radiografías son potencialmente útiles en el animal séptico. Se pueden identificar fuentes de infección subyacentes o adicionales. Se pueden encontrar neumonía, abscesos o procesos cancerosos.
  • Cultivos de sangre. Si un animal está muy enfermo y se sospecha que es séptico, se deben tomar hemocultivos al ingresar. Para maximizar los resultados precisos, los antibióticos no deben comenzarse hasta que se hayan tomado los cultivos. Generalmente se toman dos cultivos con una o dos horas de diferencia. La terapia antibiótica adecuada a largo plazo puede basarse en estos resultados.
  • Información detallada sobre el tratamiento de la mastitis en los gatos

    El tratamiento para la mastitis suele ser bastante sencillo y responde rápidamente a la terapia con antibióticos. El tratamiento de los recién nacidos lactantes suele ser más laborioso y difícil. Existe cierto debate sobre si dejar que los animales lactantes continúen haciéndolo o no. La lactancia continua de los recién nacidos, si la madre lo permite, es realmente beneficiosa en el tratamiento de la mastitis, ya que la leche infectada se drena continuamente de la tetina. Además, la ingestión de leche infectada o que contiene antibióticos generalmente no es un problema (a menos que la glándula sea abscesos o gangrenosa) en el animal joven. Sin embargo, la leche infectada es de menor valor nutricional, por lo que los recién nacidos generalmente requerirán suplementos nutricionales. Las indicaciones para destetar a los gatitos incluyen leche que es extremadamente purulenta, descolorida, maloliente o gatitos que no están amamantando solos, perdiendo peso o tienen vómitos y / o diarrea.

    Ocasionalmente, la mastitis puede estar asociada con septicemia o una infección bacteriana de la sangre. Esto requiere atención mucho más agresiva y hospitalización. Es una afección potencialmente mortal, pero afortunadamente rara vez se ve.

    Algunos tratamientos pueden incluir:

  • La terapia antibiótica sistémica es la parte más importante del tratamiento. Si están disponibles, los antibióticos deben administrarse en función del cultivo bacteriano y los resultados de sensibilidad. El pH de la leche también puede ayudar a determinar el mejor medicamento. Por lo general, los antibióticos se administran por vía oral en el hogar, pero si el animal está muy enfermo, es posible que se deban administrar antibióticos por vía intravenosa en el hospital. Los antibióticos generalmente se administran durante 10 a 21 días.
  • Las compresas de agua tibia son útiles para promover el drenaje del líquido infectado fuera del cuerpo. También puede promover el flujo sanguíneo y la penetración de antibióticos en los tejidos enfermos.
  • Las glándulas afectadas deben expresarse según sea necesario para mantener la glándula vacía de líquido anormal. La lactancia continua de los cachorros o el ordeño manual pueden lograr esto. El ordeño manual puede ser difícil, pero las compresas de agua tibia a menudo ayudan.
  • Ocasionalmente, se acumulará una gran acumulación de material infectado (un absceso) dentro del tejido mamario. Este material deberá ser drenado quirúrgicamente para que la terapia con antibióticos sea más afectiva. Se hace una pequeña incisión en la hinchazón liberando el fluido anormal. Una vez abierto, generalmente hay una pequeña cantidad de drenaje continuo desde el sitio de la cirugía. Se debe alentar el drenaje continuo.
  • Las glándulas gangrenosas, necróticas (que consisten en tejido muerto) o infectadas de forma persistente a menudo requieren escisión quirúrgica. Raramente se necesita una mastectomía (extirpación de la glándula mamaria), pero puede ser necesaria si otras terapias están fallando.
  • Los animales sépticos requieren soporte de líquido intravenoso. La terapia con líquidos puede ser necesaria durante varios días o más, dependiendo de la condición clínica del paciente. Los animales sépticos a menudo son críticos y pueden requerir cuidados intensivos en un centro especializado o de emergencia.
  • Es importante asegurarse de que los gatitos se pesen diariamente para asegurarse de que estén recibiendo una ingesta nutricional adecuada. Para obtener más información sobre el cuidado de los cachorros, lea Cuidado de gatitos huérfanos.
  • Cuidados de seguimiento

    El tratamiento óptimo para su mascota requiere una combinación de cuidado veterinario casero y profesional. El seguimiento puede ser crítico, especialmente si su mascota no mejora rápidamente.

    Administre todos los medicamentos según las indicaciones. Avise a su veterinario si tiene problemas para tratar a su mascota. Asegúrese de que esté comiendo y bebiendo adecuadamente.

    Aplique compresas de agua tibia según las indicaciones de su veterinario.
    Por lo general, no se necesitan más de unos días de compresas en casa. Asegúrese de que las glándulas afectadas disminuyan de tamaño y se vuelvan menos dolorosas con el tiempo. Con tratamiento, las glándulas deberían normalizarse. Asegúrese de que la infección o la inflamación no se propague a las otras glándulas.

    Si los recién nacidos son destetados, deberán ser criados a mano. Una variedad de productos de reemplazo de leche están disponibles.